Introducción

Toda lectura crítica es una deliberación con el autor del libro leído. Pero además, las grandes revistas de libros que nos sirven de modelos (New York Review of Books, Times Literary Supplement…) son espacios en que se amplía la deliberación entre autores, críticos, lectores… Por eso esta nueva revista de libros procura no publicar artículos aislados sino diálogos constructivos entre varios escritos, o sea, deliberaciones.

Antecedente: Nueva York, 1963. Dos matrimonios del mundo literario critican las habituales reseñas dominicales de libros: tan falsas en los elogios como blandas en las objeciones, breves, ligeras, sin carácter, implicación, entusiasmo ni pasión, sin nivel intelectual ni calidad literaria. Imaginan una revista de libros con artículos largos libremente escritos, en clave literaria, por los mejores autores del país, argumentados, rigurosos, punzantes, vivos, profundos, reflexivos, eruditos pero claros y, sobre todo, interesantes. Al día siguiente empiezan a construir la New York Review of Books.

Logran reunir 14.000 dólares para la imprenta (pero nada más). Seleccionan a los que consideran los cien mejores escritores del momento y les proponen escribir en tres semanas (sin honorarios) un artículo largo sobre un libro reciente, planteado como ellos mismos consideren que debería ser un artículo así. Respuesta: 45 textos excelentes. Imprimen 100.000 ejemplares, los distribuyen y se agotan. Reciben dos mil cartas de los lectores apoyándoles. Hoy, sesenta años después, la NYRB sigue siendo una de las más prestigiosas revistas de libros del mundo. ¿Podría plantearse algo análogo en Madrid, 2024?

BOLETÍN INFORMATIVO

Por favor, activa JavaScript en tu navegador para completar este formulario.

INFORMACIONES

Destacados